Nuestra Misión

La misión del proyecto educativo peruano es proporcionar ayuda a los estudiantes peruanos de la capacidad académica prometedora de permitirles obtener una enseñanza secundaria.

Tal educación permitirá a los estudiantes alcanzar su potencial más grande para mejorar sus vidas y contribuir más completamente al adelanto de la sociedad peruana.


Cómo Utilizamos su Donación

El Proyecto Educativo Peruano (PEP) proporciona una oportunidad para un número selecto de estudiantes (edades 12 a 17 años) de atender a la High School secundaria en el districto de Huaycán de Lima.

Su donación paga los honorarios de la escuela de los estudiantes, los uniformes, los disparos al campo, la cuota, los libros y las fuentes tan bien como dos comidas al día, cinco días por semana.


¿Preguntas?

Si usted tiene preguntas con respecto a su donación, éntrenos en contacto con por favor directamente:

Teléfono: 713-525-3535
E-mail:
info@peruvianeducationalproject.org

Bookmark and Share Join our group on facebook

Nuestro fundador, Dr. Gustavo Wensjoe, tenía el sueño de construir una escuela para los niños de Huaycán y, como miembro del directorio del Proyecto Educacional Peruano (PEP), estoy muy orgulloso de anunciar que su sueño se hizo realidad.

Sheen Smith, PEP President
Sheen Smith, 2010 President,
Peruvian Educational Project

El directorio de PEP me ha elegido para servir como presidente en el 2010. Aprecio su confianza y apoyo, y confío en que nuestro programa seguirá teniendo el mismo éxito. Quiero agradecer los servicios de Linda Pett-Conklin por su liderazgo como presidente en 2009.

Hace dos años, Gustavo inició la construcción de un nuevo pabellón con seis nuevas aulas en el Colegio 1270 San Juan el Bautista. La construcción está terminada y el 14 de enero de 2010 se inauguró en presencia de estudiantes, padres, maestros, el Consulado General del Perú, algunos miembros del directorio de PEP y otros amigos de la fundación.

Cualquier gran proyecto requiere la contribución y participación de muchas personas en varias formas. Muchos de ustedes han contribuido a la construcción del nuevo pabellón y les agradezco su gran generosidad. En particular, quiero reconocer a un individuo quien fue el "motor" pues hizo que cada detalle – hasta el más pequeño - sea cumplido.

Esta persona es Jorge Rodríguez, uno de los mejores amigos de Gustavo. Jorge y Gustavo se conocieron cuando eran alumnos de secundaria y desarrollaron una profunda amistad que duró hasta su vida adulta. Cuando Gustavo decidió construir el nuevo pabellón en Huaycán, naturalmente le pidió a Jorge que le ayudara. Gustavo sabía que este proyecto necesitaba alguien en Lima que pueda inspeccionar regularmente el trabajo de los contratistas, para que el proyecto siga avanzando y para garantizar que la calidad del nuevo pabellón vaya de acuerdo con nuestras expectativas. Jorge aceptó ayudar a su amigo y tomó esta gran responsabilidad.

Jorge Rodriguez at the school dedication with the traditional bottle of wine for the christening
Jorge Rodriguez at the school dedication with the traditional bottle of wine for the christening

Jorge ha pasado muchas horas vigilando el trabajo de los obreros en los últimos dos años. Durante mi visita a Huaycán en enero de 2010, fui testigo del gran corazón y ánimo que Jorge ponía en el proyecto. En los días previos a la inauguración, Jorge trabajó sin descanso para garantizar que todo estuviera listo para ese día. Durante la inauguración del pabellón, que él ayudó a organizar, todos estuvimos muy orgullosos de sus esfuerzos que culminaron esta construcción; un trabajo que beneficiará a muchos.

Nuestro mayor objetivo en el 2009 era completar el pabellón. Ahora que hemos cumplido con éxito esta meta, vamos a trabajar en nuevos proyectos que seguirán ayudando a los alumnos de Huaycán. En el 2010, la fundación apoyará a seis estudiantes más, otorgando becas a unos 30 alumnos en total. La fundación también seguirá ayudando a nuestras tres primeras alumnas graduadas del Colegio el diciembre pasado. PEP seguirá ayudando a las graduadas para que puedan asistir a una academia pre-universitaria, con el fin de estar preparadas para rendir el examen de ingreso a la universidad. Por favor, tómense un minuto para leer la información sobre nuestras graduadas. Ustedes se darán cuenta de cómo sus contribuciones de tiempo, talento y contribuciones económicas realmente han hecho posible que el sueño de Gustavo se cumpla.

Atentamente,

Sheen Smith